Nuestros objetivos

En la sociedad actual del conocimiento, es impensable un futuro desarrollado y sostenible para el sector forestal de Galicia ajeno a la investigación científica.

Centro Investigación Forestal

Nuestro centro trata de ayudar a ese futuro produciendo una investigación forestal útil al conjunto de nuestra comunidad. Creemos que esa tarea debe dar respuesta a los problemas del sector productivo forestal, apoyada en una fuera colaboración con ducho sector. Al mismo tiempo, mejorar los bienes intangibles suministrados por los espacios forestales (biodiversidad, fijación del carbono, disponibilidad de agua de calidad, conservación del recurso suelo, paisaje…), necesarios para el bienestar de toda la comunidad, y asegurar la perdurabilidad, adaptabilidad y resistencia de los ecosistemas forestales frente a factores de perturbación (cambio climático, incendios, enfermedades y plagas). Además, esa investigación debe tener una calidad científica contrastada, que surja de la estrecha interacción con otros centros de conocimiento en ese ámbito y en otros.

Sobre la base de lo anterior, nuestros objetivos actuales son:

Mejorar

Mejorar la productividad y la multifuncionalidad de los espacios forestales.

Incrementar

Incrementar la calidad de los bienes, servicios y productos forestales.

Promover

Promover la sostenibilidad de la gestión de los recursos forestales.

Favorecer

Favorecer la sostenibilidad de los ecosistemas forestales frente a las perturbaciones.


Reseña histórica

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán (CIF) se encuentra, en la actualidad, integrado en la estructura de la Subdirección Xeral de Innovación e Experimentación Agroforestal de la Consellería do Medio Rural e Mar da Xunta de Galicia.

Se creó en 1943 bajo la denominación de Centro Rexional de Ensinanzas, Investigacións e Experiencias Forestais (CREIEF) y se situó en la Granxa da Serra e Touza, enclavada en la parroquia de Lourizán. La finca fue cedida a tal efecto por la Deputación de Pontevedra en el año 1943 para instalar el laboratorio de investigación ligado al Instituto Forestal de Investigacións e Experiencias (IFIE). El centro quedó integrado en el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) en 1973 y, en 1984, fue transferido a la Xunta de Galicia.

alt

Estatua en la entrada del Pazo de Lourizán, en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

El centro se sitúa en una finca de 52 hectáreas localizada en la vertiente norte de la península del Morrazo, en una pendiente que desciende hasta la ría de Pontevedra, frente a la isla de Tambo y el pueblo de Combarro. Esta propiedad perteneció, inicialmente, a D. Eugenio Montero Ríos, quien, entre finales del siglo XIX y principios del XX, construyó un pazo, un invernadero y jardines con una importante influencia modernista.  La finca tiene también elementos arquitectónicos de épocas anteriores, como un hórreo de 1798 y una fuente de 1804. En años posteriores, se fueron construyendo nuevas edificaciones para laboratorios, invernaderos y, también, se hicieron plantaciones de especies forestales, ligados todos a su uso actual como centro de investigación.

Durante su ya larga trayectoria, el CIF Lourizán desarrolló multitud de proyectos de investigación en muy diferentes áreas de investigación forestal, siendo un efectivo agente divulgador de ideas dinamizadoras del sector forestal y participando activamente en numerosas plataformas, foros y comités técnicos ligados al mundo forestal en Galicia y fuera de ella. Sus investigadores tuvieron un papel muy activo en el inicio del asociacionismo de los propietarios forestales gallegos y se involucraron desde el principio en el desarrollo de las enseñanzas universitarias forestales en Galicia, colaborando intensamente en la labor docente y facilitando la realización de prácticas y tesis doctorales y de máster en sus instalaciones. También el CIF, a través de las bolsas de formación de personal investigador, fue un vivero de investigadores y docentes que hoy ejercen su trabajo en otras instituciones dentro y fuera de nuestra comunidad. Además, el CIF tuvo un papel destacado en la creación y expansión de la Sociedad Española de Ciencias Forestales.

La transferencia de los resultados de las investigaciones fue una constante del  CIF durante estos años. Se asesoró a la administración forestal, gestores, técnicos, viveristas, propietarios y empresas forestales, a través de informes, atención a consultas, proyectos demostrativos, sitios experimentales, proyectos en colaboración, cursos y numerosas publicaciones de todo tipo, así como mediante conferencias y colaboración  en foros, congresos y talleres. Además, llevó a cabo una extensa divulgación de los avances tecnológicos obtenidos en la investigación del ámbito forestal, efectuando también cesiones de material genético. Esas transferencias de tecnología fueron útiles, en algunas ocasiones, para la creación de empresas y, en otras, para la mejora de sus procesos tecnológicos.

El CIF de Lourizán fue pionero en nuestro país en el desarrollo y puesta en práctica de numerosos productos y tecnologías forestales. Algunos de los logros más destacados fueron el impulso a la mejora genética del pino bravo (P. pinaster), la creación de pastos de labranza mínima y la mejora genética de especies pratenses en los anos 50; el desarrollo de fertilizantes forestales en pastilla, en los 60; la creación de modelos para estimar la calidad de estación de P. pinaster; la identificación de nuevas especies y variedades botánicas;  la introducción de especies forestales con base científica; la obtención de clones de castaño resistentes a enfermedades y micorrizas; la identificación de nuevas enfermedades y plagas forestales y sus tratamientos; la valorización y el impulso al sector micológico; la creación de huertos productores de semillas; la iniciación de la silvopascicultura y el desarrollo de la silvicultura preventiva de incendios; la caracterización de los combustibles forestales de Galicia y de modelos de predicción de comportamiento del fuego; contribuciones a la mejora de la sostenibilidad de la gestión forestal; mejoras silvícolas para la regeneración de montes quemados, así como el desarrollo de nuevas técnicas para evaluar la severidad de los incendios y rehabilitar las áreas quemadas, entre otras.

El CIF de Lourizán se ha esforzado en establecer fuertes relaciones con centros similares de diferentes países a través de proyectos comunes, acciones concertadas, laboratorios virtuales y estancias de investigadores. Esto permitió aumentar su calidad investigadora al participar en las últimas iniciativas innovadoras en diferentes campos de investigación forestal, destinadas a mejorar el desarrollo del sector forestal de Galicia.

Una de las características distintivas del CIF a lo largo del tiempo fue la voluntad de mantener una amplia red de dispositivos y parcelas de experimentación, dentro y fuera de Galicia para recoger una amplia variedad de situaciones que permitiese obtener resultados utilizables bajo un gran rango de situaciones ambientales, teniendo en cuenta a largo plazo la respuesta de las especies forestales y la amplia diversidad de ecosistemas existentes en Galicia.

DEPARTAMENTOS

top